domingo, 9 de diciembre de 2012

Chip cookies para todos!!!


Hola!!!

Las tardes de invierno no me han gustado nunca, yo soy muy friolera y no llevo muy bien el frío, prefiero el verano y el calorcito. Pero ahora he aprendido a apreciar todas las posibilidades que nos ofrecen esas tardes de frío o lluvia que prácticamente  nos obligan a estar en casa. Antes solía decir que las tardes lluviosas solo me gustaban para estar en el campo, cerca de la chimenea y comiendo guarrerías. Pues bien, ahora me he dado cuenta que los días fríos y lluviosos son perfectos para encerrarme en la cocina y cocinar todo tipo de dulces. Esto es lo que me pasó el otro día, y entre otras cosas, cociné estas galletas que están de vicio!!


Son las típicas galletas americanas que hemos visto en un montón de películas, y no os podéis hacer una idea de lo sencillo que resultan de hacer y lo buenas que están. La receta la encontré en el Rincón de Bea y la adapté un poco a los ingredientes que tenía en casa. Por la blogosfera circulan muchas recetas diferentes, mi idea es seguir probando distintas recetas para poder comparar y encontrar la que más me guste. Ya os iré contando poco a poco mis experimentos.

Por el momento os dejo con estas porque seguro que os encantan!!!


RECETA DE CHIP COOKIES:

Mantequilla à 250 g
Azúcar blanca à 150 g
Azúcar moreno à 150 g
Extracto de Vainilla à 1 cucharadita
Huevos à 3 medianos
Harina à 300 g
Bicarbonato à 1 cucharadita
Sal à 1 cucharadita
Gotas de chocolate à 250 g (al gusto)
Nueces picadas à 100 g

Mezclar la harina, el bicarbonato y la sal en un bol, tamizar y reservar.
Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla sea homogénea.
Incorporar el extracto de Vainilla y batir.
Añadir los huevos uno a uno.
Incorporar la harina tamizada poco a poco hasta que quede totalmente integrada.
Por último, añadir las gotas de chocolate y las nueces picadas. Este paso lo haremos con la ayuda de una espátula.
Dejar la masa reposar en la nevera durante un día. También podéis meterla en el congelador durante una hora, yo prefiero la primera opción.
Al día siguiente, precalentar el horno a 190o.
Con la masa, hacer bolas de unos 3 cm (orientativo, depende del tamaño que las queráis vosotros).
Colocar las bolas de masa sobre la bandeja de hornear. Tener en cuenta que durante el horneado las bolas se expanden, por lo que las tenéis que colocar bastante separadas unas de otra.
Hornear durante 8-10 minutos aproximadamente. El tiempo varía en función de cómo os gusten más, si las queréis blanditas bajar el tiempo de horneado, y si las preferís crujientes las podéis dejar un poquito más en el horno, pero cuidado no se os quemen!!
Dejarlas reposar en la bandeja unos 3 minutos para que no se nos rompan.
Pasar las galletas a una rejilla para que terminen de enfriarse.  
Y a comer!!!!


Tenéis que probarlas!! Y cuidado que son adictivas, empiezas con una y si las tienes delante eres capaz de comértelas todas de golpe… Ya os podéis hacer una idea de lo que pasó con las que yo hice jejeje. bss

Ana